COMUNICACIÓN CON UNA PERSONA CON DEMENCIA

La comunicación con las personas que tienen demencia debe ser diferente a la habitual, y necesita cambios y  adaptaciones de las personas que formamos parte de su entorno. Tanto los familiares como los profesionales debemos poner el foco en hacernos entender y ser comprendidos con respeto y tolerancia ante las dificultades que presenta una persona con demencia.

Es importante incluir nuevas formas de comunicar, que faciliten el entendimiento y que aseguren a la persona con demencia sentirse escuchada y comprendida.

Dada la importancia de la comunicación, hemos querido dedicar este post a resumir y proponer los mejores consejos para que mejores la estrategia de comunicación con una persona con demencia.

Lo que hay que hacer:

  • Hablar a la persona con un tono de voz que trasmita respeto.
  • Hacer explicaciones cortas.
  • Situarte a la altura de sus ojos.
  • Presentarte y explicarle que es lo que te propones.
  • Usar señales visuales cuando sea posible.
  • Interpretar su lenguaje no verbal.
  • Usar un tono de voz calmado y parafrasear.
  • Animar a hablar sobre temas que resultan familiares.
  • Mantener contacto y cercanía física.

Lo que hay que evitar:

  • Hablar a la persona como si estuviésemos hablando a un niño.
  • Usar palabras o frases complicadas.
  • Comenzar a hacer algo sin antes explicar quién eres y que tienes intención de hacer.
  • Fomentar un ambiente lleno de distracciones.
  • Intentar que la persona haga más de una tarea a la vez.
  • Descuidar tu propio lenguaje no verbal.
  • Ignorar las conversaciones que pueden “no tener sentido”
  • Hablar bajo o muy alto.
  • Interrumpir a menos que no se pueda evitar.
  • Invadir su espacio personal.

Si además de la comunicación, te interesa conocer las mejores ideas y consejos para que puedas mejorar las capacidades de tu familiar, puedes pinchar en este enlace y descargarte la guía.

1 comentario en “COMUNICACIÓN CON UNA PERSONA CON DEMENCIA”

Deja un comentario