EL HUMOR , UN BUEN ESTÍMULO PARA LA MEMORIA

Estudios revelan que nos es más fácil recordar información que nos parece divertida, y que estos recuerdos se fijan mejor en el cerebro, incluso cuando ha pasado mucho tiempo. Los resultados afirman la idea de que lo mejor para aprender y recordar es, sin duda, divertirnos.

“Menos estrés, mejor memoria”, así concluye Lee Berk, pionero en la investigación médica de los efectos neuroendocrinos e inmunológicos de las emociones positivas.

Depresión, duelo, tristeza y soledad hacen que el deterioro cognitivo leve avance con más rapidez, de tal forma que la calidad de vida de quienes lo padecen y de sus familiares y cuidadores se vea afectada negativamente.

Por esa razón, en Evocacognitiva apostamos por unir las virtudes de la Risoterapia y la Estimulación Cognitiva Grupal porque sabemos que mejoran el estado de ánimo de las personas a la vez que frenan el progreso del deterioro.

¿Cómo lo hacemos?

  • Creando espacios de cercanía y mejora las relaciones sociales ya que la sonrisa es el camino más corto entre dos personas.
  • Disminuyendo las tendencias al aislamiento que trae muchas veces la pérdida de memoria bajando la autoestima o restando seguridad en la persona que lo padece.
  • Invitando a la participación reiterada porque disminuye el estrés y la sensación de ridículo bajando las barreras que puedan existir y mostrando a las personas espontáneas, fluyendo así la actividad y las relaciones. Reír une y atrae a las personas, además de reducir las tensiones entre ellas.
  • Ayudando al autocuidado por sus múltiples beneficios: la reducción significativa del cortisol, hormona natural que provoca la depresión, el estrés, o los estados de ansiedad y que afecta a nuestro sistema inmune y a nuestra memoria.

 

Patricia Zabal Guallart

Pedagoga y Gerontóloga educativa en Evocacognitiva

Deja un comentario