LA MÚSICA ES EXPRESIÓN

La música es una de las artes  con mayor capacidad de comunicación; la forma más antigua de expresión junto con la pintura, y una  medicina tanto para compositor como para intérprete u oyente.

La música ha evolucionado con la conducta social y cultural como dice Blaukopf.

Hay muchos estudios que demuestran que una correcta estimulación mejora la conexión entre las neuronas. Por esa razón, en Evocacognitiva utilizamos la música en nuestras sesiones, para poner en funcionamiento millones de células nerviosas gracias a la estimulación musical.

Sabemos que el sonido puede provocar cambios en la conducta tanto a nivel individual como de forma grupal, y ser la expresión de estados de ánimo. Cuando las personas mayores empiezan a sufrir las consecuencias del Alzheimer, demencia u otro tipo de deterioro cognitivo, sabemos que su estado anímico se ve afectado y para cuidarlo es importante facilitar espacios de expresión.

Si nos basamos en estudios científicos, a nivel fisiológico, podemos destacar efectos de la música sobre las personas:

– Regula sus funciones cerebrales, la respiración o la circulación y por lo tanto la digestión o las funciones nerviosas. Dependiendo del tipo de música podemos acelerarlas o retardarlas.

– En cuanto al sistema nervioso, podemos inducir a la relajación ya que el cuerpo segrega hormonas que nos inducen a estar más tranquilos.

– Puede graduar los niveles de dopamina, conocida como la hormona del bienestar.

– Si añadimos otras artes como el baile o el movimiento con la música, podemos estimular el equilibrio y el tono muscular, mejorando también la coordinación y la propia conciencia espacial y corporal.

Por otro lado, la música también aporta grandes beneficios psicológicos que nos ayudarán a mejorar socialmente y por tanto la vida personal:

– Facilitar la organización o planificación, y a conocerse más a uno mismo y a su entorno.

– Fortalece las relaciones sociales y empatizaremos con una mayor facilidad.

– Ayuda a la inclusión social sobre todo si la terapia se desarrolla a nivel grupal.

– Estimulas la creatividad y por lo tanto seremos más resolutivos en nuestra vida diaria tanto a nivel mental como fisiológico

– Disminuye los estados de ansiedad, siendo muy recomendada en periodos depresivos. Además aumenta la capacidad reflexiva y está muy ligada a estados meditativos.

– Aumenta capacidades como la atención, tan importante para las personas de cualquier rango de edad, especialmente si deseamos mantenernos activos.

– Incrementa la memoria reciente y a largo plazo, la concentración o atención plena, tan conocida hoy en día como “mindfulness”

– La música nos ofrece además la posibilidad de incrementar el cociente intelectual conocido como “Efecto Mozart” y de contribuir a la rehabilitación y mejora del lenguaje en aquellos individuos con problemas de comunicación, “Efecto Tomatis”.

 

La música tiene un efecto sobre el comportamiento humano. A lo largo de la vida, hemos estado influenciados por el arte en todas sus ramas. Ha sido su modo de comunicación y expresión. En la actualidad, aunque tengamos la capacidad de comunicarnos de otras formas como la escritura, sigue siendo un método de expresión muy potente. En muchos casos nos permite expresar emociones que de otra forma no seríamos capaces. Es por ello que es una herramienta muy eficaz y utilizada en nuestras sesiones.

En Evocacognitiva, contamos con un equipo de profesionales especializados que integran este tipo de terapias en el mantenimiento y rehabilitación de las personas que desean mantener sus capacidades.

 

Victoria Rubio Bartolomé

Terapeuta ocupacional en Evocacognitiva

Deja un comentario