SÍNDROME DEL CUIDADOR

Según la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) existen en España más de dos millones de personas dependientes. Detrás de ellos, proporcionando soporte, están los CUIDADORES, que según datos del IMSERSO el 80% de las personas cuidadoras son mujeres (esposas, hijas, nietas, nueras, …) con edades comprendidas entre los 40 y 65 años.

En Evocacognitiva, trabajamos con personas que en su mayoría presentan una dependencia, y al trabajar en el domicilio tomamos contacto directo con el cuidador/ra. Conocemos de primera mano las situaciones en las que se encuentran, desde prestar ayuda a una persona con deterioro físico que presenta una gran dependencia en todas las actividades de la vida diaria, hasta una persona con deterioro cognitivo, que necesita plena atención y supervisión en el día a día.

El cuidador principal puede desarrollar el Síndrome del cuidador, que se identifica por un agotamiento mental y físico que desde nuestro equipo también cuidamos en cada familia.

Síntomas de alarma:

  • Angustia
  • Depresión
  • Mal humor
  • Insomnio
  • Pérdida de relaciones sociales
  • Cansancio continuo
  • Desatención de necesidades propias
  • Descuido personal
  • Consumo excesivo de sustancias: tabaco, alcohol, …

Debemos tener en cuenta que muchas veces no se detectan los síntomas hasta que la persona fallece, y el cuidador pasa a encontrarse con una nueva realidad, desorientado y con dificultad de volver a reordenar su vida.Por esta razón en Evocacognitiva, recomendamos actuar en la prevención de esta situación. Os proponemos algunas acciones :

Los servicios profesionales podemos ser una herramienta de apoyo para el cuidador, ya que se facilitamos espacios de escucha y proponenemos acciones para gestionar el cuidado de la persona dependiente.

En Evocacognitiva sabemos que detrás de cada persona con la que trabajamos, hay cuidadores que también necesitan nuestro soporte.

Este post va dedicado a su valiosa tarea.

 

Ana Trobajo García

Terapeuta ocupacional en Evocacognitiva

Deja un comentario